viernes, enero 16, 2009

Homo Imaginauta

Aunque no sea el tema central, prefiero usar la prueba de color de Juan Manuel Moreno para ilustrar éste post, a poner otra imagen más en consonancia.
Vamos teniendo un comic ¿eh? No me canso de mirar éste dibujo. Gracias Juanma. Mirando tu trabajo, sobran las alabanzas.



Pero vamos a lo que ronda hoy esta pobre y atolondrada cabecita mía, que ya que se me ocurre algo...

No alcanzo a entender cómo alguien puede tomar una decisión que, sabe con certeza, provocará muerte, tragedia y sufrimiento más allá de toda medida.
Es una pena que algunas frases parezcan acabar manidas y fuera de moda por haberse citado muchas veces, y he dicho muchas veces porque "demasiado" me parece inaplicable. ¿Por qué nos cansamos de la verdad? ¿Tan volubles sómos? ¿Acaso tan idiotas?
Vamos a ver:

LA VIOLENCIA ENGENDRA VIOLENCIA

¿Dónde está la falta de claridad en éste mensaje tan universal y evidentemente cierto?

ALL YOU NEED IS LOVE

Y éste, lo tenemos hasta con música. Y buena.

Se puede hacer de abogado del diablo con ambas frases y sacar los tópicos de siempre: Que si menos mal que se desembarcó en Normandía (no lo niego, por supuesto) y que todo no es hacerse cariñitos (claro que no es sólo eso) pero añadiendo sentido común y algo de inteligencia, estos dos mensajes se pueden extrapolar y practicar hasta convertir éste mundo en un lugar infinitamente mejor. Y no me parece tan difícil, la verdad, pero entonces...
¿Qué coño le pasa a los gobernantes? ¿Nunca tendrá fin lo de Gaza?

No lo entiendo, y creo que se porque no lo entiendo.
Mis amigos son gente creativa e imaginativa en general, y todos tienen claro que las batallitas sólo molan el las pelis, la videoconsola y los tebeos. Los frikis o imaginautas somos así. Supongo que no hay muchos imaginautas interesados en entrar en política, no es lo que nos pega, no habitualmente.
¿Somos los imaginautas entonces el siguiente eslabón evolutivo? (pongan aquí risas enlatadas, que pega) ¿Somos algo así como los mutantes de la MARVEL? Desde luego me imagino un mundo menos gris en manos de gente que lee fantasía.
¿Leerá Obama comics? ¿Se empaparía El Señor de los Anillos a su debido tiempo?
A muchos gobernantes no me los imagino leyendo un tebeo de Spiderman o Batman, la verdad.
Puede que el Homo Imaginauta sea la respuesta, o no. De momento, me alegro de que la pistola del Capitán Nadie sea calibre zumo de limón con guindilla; aunque si cae en mis manos un buen tebeo del Punisher, no le hago ascos, porque lo que salpica, es tinta.


7 comentarios:

sempiterna dijo...

Me gusta la idea del imaginauta como eslabón. Me alegro de leerte, jeje.

Javier Márquez Sánchez dijo...

Disentiré un poco, por aquello de animar la cosa.

Creo que no hablar de política porque "no me gusta / no me interesa / no la entiendo", como dice cada vez más gente joven, no solución a nada y sí algo muy peligroso. Es como el que tiene coche y se resiste a saber nada de mecánica, o el que tiene ordenador pero no quiere aprender lo básico.

¿Qué ocurre cuándo hay un problema? Hay que llamar al técnico de turno, que te cuenta lo que le da la gana y te cobra a la medida, porque, total, nosotros no entendemos del asunto... Y eso, en política, es lo más peligroso que puede ocurrir.

La política nunca, jamás, debe dejarse en mano de los políticos. Ellos sólo deben dedicarse a firmar y ejecutar lo que el pueblo decida. O al menos, debería ser así.

Capitán Nadie dijo...

Estoy de acuerdo en que hay que inplicarse en política, pero no creo que el ciudadano de a pie deba caer en la trampa de aceptar los criterios políticos vigentes, ya que en estos días se está demostrando para lo que valen.
Lo que planteo, es que tal vez los políticos que toman decisiones agresivas pasando por encima de los civiles (las víctimas más numerosas de la mayoría de conflictos bélicos) están faltos de imaginación.
El ciudadano de a pie hace política votando, opinando, firmando, manifestándose, trabajando, consumiendo->(ésto es muy poderoso), y en definitiva, viviendo... y escribiendo en blogs contra la violencia, también.

YaNoSeQueHacer dijo...

El nuevo salto evolutivo sin duda debe producirse en la mente humana, y aunque parezca contradictorio, debemos comenzar a aprender a desaprender, haciendo caso a Sócrates cuando dijo aquello de “solo sé que no sé nada”. Nuestro comportamiento viene dictado por las memorias, pensamientos, experiencias, o como Deepak Chopra los llama, recuerdos cognoscitivos prematuros con los que se ha nutrido, a lo largo de la Historia de la Humanidad, la Mente Colectiva postulada por Carl Jung.
Todo este bagaje almacenado en el subconsciente, nos dicta por ejemplo, que una ofensa debe ser respondida con otra. Una técnica Hawaina de resolución de problemas denominada Ho’Oponopono, nos dice que debemos eliminar estas memorias negativas que saturan nuestro subconsciente, para generar un vacio que automáticamente se llenará de Inspiración (¿imaginación?).
En definitiva, si contáramos con algún que otro “Homo Imaginauta” entre nuestros políticos, no sería necesario entender de política, porque estaríamos en buenas manos. Apoyo la creencia de que la única sangre que debe derramarse, es la sangre de pega.

Capitán Nadie dijo...

Toma castaña. A eso lo llamo yo intervenir en un blog, y afinando.
No puedo estar más de acuerdo, yanosequehacer. Es la esencia de lo que quería expresar, pero mucho mejor fundamentado.
Me descubro.

YaNoSeQueHacer dijo...

Si no lo digo yo:
"Los recuerdos que se repiten desplazan el tema común de la auto identidad, sacando el alma de la mente de su puesto natural, ubicado en el vacío y el infinito. Aunque los recuerdos desplazan el vacío, no pueden destruirlo. ¿Cómo se puede destruir la nada?".
Abraham Lincoln.
Ahh, y por si queda alguna duda: Francis es yanos3quehacer, yanos3quehacer es Francis.

Capitán Nadie dijo...

Jo, Francis. Te veo ahora así como desde contrapicado; grande, vamos.
Me repaso lo de Lincoln porque cuesta pillarlo en todo su alcance.